Top
Diversión

David, el Ilusionista

A los 12 años, un juego de magia que sus padre le compraron en Reino Aventura, ahora Six Flags, lo cautivó y actualmente él sorprende a chicos y grandes con su magia, se trata de David El Ilusionista.

Desde pequeño soñó con ser mago, pero sus padres consideraron que eso se trataba de sólo un hobbie y lo alentaron a dedicarse a otra cosa para vivir. Sin embargo, la vida lo puso de vuelta en el camino de la magia y ahora es un reconocido mago de la región.

David Jonathan Flores Gutiérrez, de 33 años de edad, narró para Tlaxcala es Más, cómo se convirtió en mago y sus sueños a futuro, donde se visualiza como un gran ilusionista.

Recordó que la anécdota que lo marcó fue cuando, una vez de paseo por Reino Aventura (ahora Six Flags) con sus padres, adquirió un juego de magia y el vendedor le enseñó un truco. Él pensó en ser mago y practicó durante mucho tiempo; pero sus padres lo alentaron a seguir con otros planes y dejar la magia como un simple hobbie.

“Mis papás, como todos, nos meten en la cabeza de que tenemos que trabajar, y ser un godín toda la vida, yo pensaba en eso también, y me visualicé en la computadora. Pero me gustó esto de la magia y encontré el club de magos de la ciudad de México, se me abrió un panorama enorme”, indicó.

Ya trabajando como guardia de seguridad y practicando trucos de magia como distracción, un compañero suyo lo contrató para ofrecer un show en la fiesta de su hija, desde ese momento comenzó a ser solicitado por más personas y eso lo obligó a dejar su trabajo como guardia, pues eligió hacer lo que le apasiona.

Aunque hubo altibajos, ya que a algunas personas no les agrada la magia y lo desilusionaban, actualmente es uno de los ilusionistas más reconocidos de la región y sigue preparándose para ser mejor.

“Siempre me ha llamado la atención, siempre me encanta cómo reacciona la gente al momento de ver algo que no cree que es posible”, sostuvo.

Aunque actualmente trabaja en ValQuírico y lo contratan para eventos sociales a través de su página de Facebook o bien, en su teléfono 241 132 03 77; asegura que se sigue poniendo nervioso cada vez que se presenta en algún lugar, pues no sabe cómo reaccionará el público.

“En un show todos estaban muy serios y pensé que no les había gustado, pero al finalizar me comentaron que les encantó y estaban muy sorprendidos”, recordó.

Por último, David invitó a toda la gente a seguir sus sueños a pesar de lo que digan los demás, pues hacer lo que te apasiona y trabajar duro para ser el mejor, trae sus recompensas.

“Les diría que no dejen sus sueños, si es lo que de verdad te apasiona y eres bueno, no dejes de echarle ganas, porque mis papás me decían que no me dedicara a eso y ahora cada vez que les preguntan, ellos dicen gustosos que soy un ilusionista”.