Top
Recomendaciones

Artesanías, otra forma de preservar la diversidad del maíz

Tlaxcala (Zurya Escamilla) El maíz no sólo es uno de los principales elementos de la gastronomía mexicana y tlaxcalteca; en un afán de mostrar la variedad de usos que se le pueden dar, Vicente Ortega Cristán realiza vistosas artesanías con diferentes colores de maíz.

Se define no sólo como un productor, sino como un guardián de semillas nativas en su natal Ixtenco; donde cultiva tres razas de maíz: cónico, maíz-ajo y arrocillo.

De éstos, explica, se desprenden al menos 50 colores diferentes; mismos que utilizan para elaborar pinole, harinas para atole, pero también bisutería, cuadros, adornos y centros de mesa.

Para Vicente, el preservar esta variedad de maíz es importante porque “es parte de nuestras raíces. La calidad del grano y su sabor es muy importante para nosotros. No tomamos el mismo sabor a tortillas hechas con maíz híbrido que otras hechas con maíz criollo”.

Sin embargo, se topan con las grandes industrias que preservan sólo algunas variedades, ya que la nixtamalización de los maíces de colores requieren de un tratamiento preciso que aquéllas no están dispuestas a continuar.

Con ello y junto a la capacidad de producción que rebasa aquella de agricultores locales y organizaciones como el Grupo Alma de Maíz Yumuh que cada año hacen un esfuerzo por conservar esa riqueza que brota de suelos tlaxcaltecas.

Para adquirir tanto semillas, como productos alimenticios derivados de esta semilla ancestral y también artesanías elaboradas con ella, puedes contactar a Vicente Ortega Cristán en el 247-110-70-62.